En la actualidad hay quién solo tiene como objetivo vender un producto o servicio, sin ver más allá de eso. No tienen otras metas u objetivos que no sea vender, vender y vender.  Pero eso no es lo único, ni tampoco lo más importante, ya que existen muchos otros factores que harán que tu negocio llegue a lo más alto.

Un empresa que vende pero no muestra importancia por sus clientes NO es un empresa exitosa, ya que si a ellos no les van bien las cosas, a la empresa vendedora tampoco le van a funcionar. Debe ser algo mutuo, debe haber una reciprocidad que haga que ambos obtengan el éxito deseado.

 

Supongamos que estamos en un antiguo barco vikingo, de esos que navegaban con decenas de hombres remando para llegar a un destino deseado. Los vikingos de la parte derecha tienen una motivación más grande ya que al ser más experimentados se les ha prometido una mayor recompensa, los vikingos de la parte izquierda son jóvenes que están empezando a trabajar y la recompensa que se les ha prometido es mucho menos sustanciosa que la de los experimentados.

Los jóvenes creen que no es justo que su recompensa sea menor por realizar el mismo esfuerzo y deciden realizar la travesía por su propia cuenta. Una vez han empezado parece que las cosas van bien, el mar está en calma y creen que la decisión que tomaron es la correcta, pero NO. Tras unas horas de recorrido, las aguas se han puesto bravas, y la dificultad de las condiciones y la falta de experiencia de los jóvenes hace que acaben fracasando, y por lo tanto, NO CONSEGUIR SU OBJETIVO.

 

Ahora imaginemos que la situación hubiera ocurrido de otra manera, que son los experimentados vikingos los que creen que no necesitan a los jóvenes. Estos, deciden realizar la aventura sin los inexpertos vikingos, piensan que con los años de experiencia y los conocimientos de navegación que ellos mismos tienen podrán llegar a su destino. El comienzo es fácil, han hecho cientos de travesías parecidas y las aguas parecen tranquilas. Conforme avanzan los días y las millas recorridas aumentan, las cosas ya no parecen tan fáciles: tres de los vikingos han caído enfermos debido a la falta de descanso, y el bote pone las cosas más complicadas debido a la falta de hombres para su navegación. En este caso, los vikingos experimentados podrían llegar al destino marcado pero con un esfuerzo mucho más grande y en mucho más tiempo que si hubieran contado con el trabajo de los jóvenes. La ayuda y motivación de los jóvenes que están empezando, por poca que parezca, es clave para los vikingos experimentados.

En conclusión, cuando las fuerzas de dos partes están en resonancia por un objetivo común o similar, el trayecto será más fácil, más rápido y más efectivo. Y eso es lo que en ETIBOLSA queremos: crecer y hacer crecer a los que confían en nosotros.

 

SI QUIERES HACER CRECER TU NEGOCIO CON NOSOTROS, CONTACTANOS Y TE AYUDAREMOS EN LO QUE NECESITES. DESDE BOLSAS DE TELA PARA PROMOCIONAR TU MARCA, PASANDO POR BOLSAS DE PAPEL PARA ENTREGAR JUNTO A TUS PRODUCTOS Y HASTA PACKAGING PARA QUE VENDAS EN TODO EL PAÍS.